Norteamericanas ilustres

SINOPSIS

En una granja de Ohio, un grupo de mujeres norteamericanas liderado por Jane Dark practica todo tipo de modificaciones de la conducta en un intento por alcanzar la quietud y el silencio completos. Ben Marcus, cuyo padre podría estar enterrado en el patio trasero de su casa y cuya madre aprueba con entusiasmo que, entre otras cosas, usen a su hijo con fines reproductivos —por lo general infructuosos—, es testigo y víctima de sus rituales.

«Es probable que yo sea Ben Marcus. A lo mejor soy una persona. Puede que haya vivido en una granja dedicada a sofocar los cuerpos altisonantes de este mundo, un idílico paraje de Ohio llamado Hogar, donde las mujeres de nuestra nación tienden hacia una nueva conducta, hacia lo que llaman una Jane Definitiva. Allí podríamos haber tenido agua especial, una televisión de conducta, una tercera frecuencia (aparte de la AM y la FM) para la transmisión entre mujeres, para que las mujeres robaran el aire y lo atestaran de su código privado.

»Casi seguro que sigo estando vivo y padezco del corazón, de manos insaciables y de piernas huidizas. Debo de ser el hijo de una mujer que decide no moverse, que se niega a hablar. Mi padre podría muy bien estar sepultado en un agujero —el término norteamericano para su afección sería enterrado—, castigado por interferir con las mujeres que pusieron fin al movimiento y el ruido. Mi padre podría muy bien haberse mantenido fiel a sí mismo y perderse.

»Si de verdad hubiese vivido, me habría visto sujeto a experimentos de extirpación emocional, estrategias de bloqueo de la persona (EBP), tentativas de rebobinarme el corazón a cero. Igual han funcionado. Aunque en algún momento del pasado, en un período de tiempo también llamado zona de error, es posible que una criatura endurecida de pelo negro, confundida con un perro, se ganase mi corazón, me guiase a través de una serie de pasos que terminaron contando como mi vida y luego me dejase en una trascasa cualquiera llamada Ohio, donde no tengo otra cosa que hacer salvo informes de incidencias.

Es posible que sea incapaz de oír, que mi cabeza no admita sonido. Hay pocas probabilidades de que haya sobrevivido.»

EL AUTOR

Ben Marcus (Chicago, 1967) es escritor y profesor en la Universidad de Columbia. Ha publicado dos novelas, Norteamericanas ilustres (2002) y El alfabeto de fuego (2012; Catedral, 2017), y tres colecciones de relatos, The Age of Wire and String (1997), Leaving the Sea (2014) y Notes from the Fog (2018). Entre sus ensayos se encuentra Por qué la literatura experimental amenaza con destruir la edición, a Jonathan Franzen y la vida tal y como la conocemos (2005; Jekyll & Jill, 2019), en respuesta al artículo «Mr. Difficult. William Gaddis and the problem of hard-to-read books», de Jonathan Franzen. En 2004 editó la antología The Anchor Book of New American Short Stories y en 2015 otra antología, New American Stories. Sus relatos han aparecido en Harper’s, The New Yorker, Granta, The Paris Review, McSweeney’s, Tin House o Conjunctions.

PRENSA

«No suelo emplear esta palabra a la ligera; de hecho, nunca la empleo, pero Ben Marcus es un genio, uno de los escritores más audaces, extraños, moralmente comprometidos y brillantes que conozco, alguien cuya obra marca de verdad la diferencia. En mi opinión, su prosa es conciencia objetivada: hace de la palabra algo nuevo y, por tanto, también del mundo.»
George Saunders

«Norteamericanas ilustres nos presenta un mundo cruelmente razonable dentro de las limitaciones casi religiosas de sus enigmáticas leyes y costumbres. Un libro tan único como extraño.»
Gilbert Sorrentino

«A Ben Marcus se le ha acusado de rediseñar la frase corriente, de vaciar de significado las palabras para volver a inyectárselo, de tratar asuntos serios (como la familia y la humanidad en general) con una tremenda irreverencia y de hacer que las estructuras narrativas tradicionales vuelen al son de un viento diabólico. Y todo eso es cierto. Pero, a aquellos que describan esta obra como fantástica, surrealista o antirreal, solo puedo decirles que este Ohio es exactamente como lo recuerdo. Jane Dark fue mi profesora en cuarto de primaria.»
Robert Coover

«La novela de Ben Marcus es extraña y conmovedora y está llena de movimiento y sonido, cosa destacable si tenemos en cuenta que el tema del libro es la quietud… Marcus investiga los entresijos de una nueva mitología a través de las intimidades de una familia disfuncional. Este es el tipo de libro raro y bello que uno quiere tener a mano, para recurrir a él una y otra vez.»
Aimee Bender

«Ben Marcus pertenece a una clase rara de escritores: los necesarios.»
Jonathan Safran Foer

«Un escritor de gran talento.»
The New York Times

«Las distopías de Marcus solo se comprenden cabalmente al ser leídas. Imposible contarlas, resumirlas, acorralarlas contra una pared. Alcance con decir que Norteamericanas ilustres reinventa el concepto de “novela de iniciación” o “novela familiar”, del mismo modo en que David Lynch deforma géneros en Blue Velvet, Twin Peaks o Mullholand Drive: diseccionando el lugar común, cambiando las piezas de lugar, hasta conseguir las más perturbadoras postales enviadas desde alguna parte por alguien que —sí, de acuerdo, verdad, para qué negarlo— es un genio. O algo así.»
Rodrigo Fresán

Vacas

COEDICIÓN UNDERWOOD_MALASTIERRAS

SINOPSIS

Vacas se adentra en el lado oscuro de la cultura estadounidense tomando como punto de partida el asesinato de la reina de la belleza infantil JonBenét Ramsey en 1996.

Jim Vaca, granjero y mecánico a media jornada de Boulder, Colorado, contrata los servicios de un investigador de Nueva York experto en la obra de Edgar Allan Poe después de que varias de sus vacas hayan aparecido muertas de forma misteriosa. A su llegada al oeste, el investigador se verá envuelto en una conspiración de pesadilla de la que cada vez le resultará más difícil escapar.

Fugas de plutonio, traficantes de piel humana, agentes de Inteligencia, mercenarios, videntes, representantes gubernamentales… De todo ello se sirve Ronald Sukenick para construir un relato afilado y desternillante que destapa un Estado profundo en Estados Unidos.

EL AUTOR

Ronald Sukenick fue un escritor y teórico literario estadounidense nacido en Brooklyn, Nueva York, en 1932. Estudió en la Universidad de Cornell y en 1962 se doctoró en Literatura con una tesis sobre Wallace Stevens en la Universidad de Brandeis.

Pionero de la literatura posmodernista, publicó una docena de novelas, entre las que destacan Up (1968), Out (1973), 98.6 (1975), la novela corta Long Talking Bad Conditions Blues (1978) o Vacas (2002, Premio Morton Dauwen Zabel, concedido por la American Academy and Institute of Arts and Letters). Fue también autor de varias colecciones de relatos —The
Death of the Novel and Other Stories
(1969) o The Endless Short Story (1985)— y libros de teoría literaria —In Form: Digressions on the Act of Fiction (1985), Narralogues: Truth in Fiction (2000)—. Fundó la editorial alternativa Fiction Collective (hoy Fiction Collective Two).

Murió en Nueva York en 2004 víctima de una miositis.

Por qué haría yo

SINOPSIS

Nada parece salirle bien a Money. Ya superados los cuarenta y con tres divorcios a sus espaldas, lucha por hacerse un hueco en Hollywood, donde trabaja en una película sobre Pie Grande. Los inspectores de Hacienda llaman a su puerta, su gata ha desaparecido y sus hijos andan metidos en problemas. Por si fuera poco, tiene que soportar a un novio imbécil y a Hollis, lo más parecido a un amigo que tiene. Mientras, pasa la mayor parte del tiempo en su coche y se atiborra a pastillas para combatir el trastorno por déficit de atención.

Compuesta de quinientas treinta y seis secciones, Por qué haría yo es, según la crítica estadounidense, una de las mejores novelas breves de las últimas décadas, precursora —al igual que clásicos modernos como Lancha rápida, de Renata Adler, Según venga el juego, de Joan Didion, o El final de la historia, de Lydia Davis— de un nuevo estilo de escritura, situado en algún lugar entre la saturación ante tanto estímulo y la confesión desquiciada.

LA AUTORA

Mary Robison nació en Washington en 1949. Estudió en la Universidad de Ohio y fue alumna del crítico y escritor John Barth. Ha publicado cuatro colecciones de relatos y cuatro novelas. Por qué haría yo ganó el Los Angeles Times Book Prize y fue considerado uno de los mejores libros del año por The New York Times.

Robison formó parte del llamado realismo sucio, movimiento que incluye a Raymond Carver, Richard Ford, Tobias Wolff o Amy Hempel, y publicó cinco libros con la editorial Knopf —a cargo del mítico Gordon Lish— entre 1979 y 1991, año en que sufrió un bloqueo creativo que duró una década. Entretanto, se peleó con Lish, trabajó en Hollywood y comenzó a escribir fragmentos en fichas. Estos fueron compilados y se convirtieron en esta novela, publicada por primera vez en 2001.

PRENSA

«Mary Robison es, y siempre ha sido, una escritora maravillosa. Por qué haría yo es sorprendente, hábil, extremadamente atractiva e inteligente, muy inteligente. Es su visión de lo vivido.»
Richard Ford

«Los personajes alicaídos de Robison son del todo veraces. Esto es poesía pura y lúgubre.»
Barry Hannah

«La escritura de Robison es como la de un ángel vengador; me parece que estamos ante un genio.»
Richard Yates

«El hiperrealismo afilado y enigmático de Robison es un deleite.»
John Barth

«Al igual que Raymond Carver y Ann Beattie, cuyas obras exploran territorios similares, Robison ha encontrado un estilo perfectamente enfocado en describir las vidas de sus personajes.»
The New York Times

«Mary Robison, casi como una ocurrencia tardía, ha creado una novela que dice mucho sobre la vida en Los Ángeles: sus idas y venidas, sus prisas y emociones, sus extravagancias y su humor suspicaz y subversivo.»
Los Angeles Times Book Review

«Prodigioso laberinto mental», Laura Fernández, Babelia

«Mary Robison y la literatura hecha pedazos», Rodrigo Fresán, ABC

Tengo derecho a destruirme

SINOPSIS

Un narrador espectral y sin nombre acecha a las víctimas perdidas de Seúl, a las que sugiere el suicidio como único consuelo. Bajo las luces de neón de la ciudad, su historia se cruza con la de dos hermanos, C y K, enamorados de la misma mujer y en lucha por encontrarse en un mundo frenético y atomizado.

Con un estilo cercano a la ensoñación que contrasta con imágenes de potencia cinematográfica, Tengo derecho a destruirme, publicada en 1996, es una oscura parábola sobre la vida contemporánea oriental que anticipó la crisis económica y social que estalló un año después. Al igual que Ryū Murakami y Bret Easton Ellis, Kim Young-ha disecciona el desencanto de la juventud de su país y su manera de combatir el tedio existencial.

Coches que se lanzan a toda velocidad por la autopista, sexo desesperado, la internacionalización del mundo del arte y su creciente frivolidad se conjugan en este libro de culto de la literatura surcoreana reciente que marcó a toda una generación de jóvenes.

El AUTOR

Kim Young-ha (Hwacheon, Gangwon, 1968) pasó la infancia mudándose de un sitio a otro, ya que su padre era militar. A causa de una explosión de gas, sus recuerdos de niñez quedaron borrados de su memoria.

Tras realizar el servicio militar obligatorio, trabajó como detective para la Policía Militar. Su carrera como escritor se inició en 1996 con Tengo derecho a destruirme, que recibió el premio Munhakdonge y con la que comenzó a consolidarse como uno de los autores más prolíficos y talentosos de su generación. Entre sus obras también destaca Quién sabe si mañana seguiremos aquí (2013; Temas de Hoy, 2019), llevada al cine en 2017 con el título de Memorias de un asesino.

Durante varios años colaboró con The New York Times y trabajó como profesor en la Drama School de la Universidad Nacional de Corea, hasta que en 2008 decidió dedicarse de forma exclusiva a la escritura y la traducción.

Actualmente reside entre Busán y Nueva York.

PRENSA

«Sería fácil compararlo con Murakami, y aquellos que busquen su equivalente surcoreano lo encontrarán en esta novela. Pero Kim es más contundente y escribe bajo una nube más oscura.»
Los Angeles Review of Books

«Una novela oscura pero bellamente escrita que revela un Seúl moderno, lleno de personajes intrigantes y a menudo involucrados en fracasos amorosos.»
The Guardian

«Con esta novela, Kim se ha convertido en una figura de culto de la literatura coreana.»
Spiegel Spezial

«Una representación fascinante de la estética de la muerte.»
London Review of Books

«Kim Young-ha es uno de los maestros de la ficción moderna de Corea del Sur.»
The Independent

«Coches rápidos, sexo y frentes siberianos dan un sabor único a un nihilismo del bueno, del de toda la vida. Esto es noir coreano.»
Le Monde 

La sangre de la aurora

SINOPSIS

Los destinos de tres mujeres peruanas, una fotoperiodista, una educadora social de clase media reconvertida en guerrillera y una campesina, se entrelazan en este libro fragmentario y torrencial que reescribe la historia reciente de una país —y de todo un continente— a través de las voces relegadas.

La novela —que nace de una arqueología de las audiencias públicas y del Informe de la Comisión de la Verdad de 2003 para el que declararon víctimas, soldados y policías— cuestiona los discursos oficiales para centrarse en la violencia transversal que se ejerce sobre las mujeres sobre las condiciones de posibilidad de la literatura misma: ¿cómo puede contar el horror?, ¿cómo puede ayudarnos a olvidar?

La sangre de la aurora, primera novela de Claudia Salazar Jiménez, recibió en 2014 el Premio de las Américas a la mejor obra de ficción publicada en español, cuyos finalistas fueron Rita Indiana, Yuri Herrera y Juan Cárdenas.

Lee las primeras páginas

LA AUTORA

Claudia Salazar Jiménez (Lima, 1976), escritora peruana. Estudió Literatura en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Es doctora en Literatura Latinoamericana por la Universidad de Nueva York (NYU). Fundó y dirigió PERUFEST, el primer festival de cine peruano en la ciudad de Nueva York.

Ha editado las antologías Voces para Lilith. Literatura contemporánea de temática lésbica en Latinoamérica (2011), Escribir en Nueva York. Antología de narradores hispanoamericanos (2014) y Pachakuti feminista. Ensayos y testimonios sobre arte, escritura y pensamiento feminista en el Perú contemporáneo (2020).

Su primera novela, La sangre de la aurora, escrita desde una perspectiva femenina sobre el conflicto armado interno del Perú, obtuvo el Premio Las Américas de Narrativa en 2014.  Sus relatos han aparecido en diversas antologías internacionales y se han traducido al inglés, el italiano, el alemán y el francés. Ha publicado también la colección de cuentos Coordenadas temporales (2016) y la novela histórica juvenil 1814, año de la Independencia (2017). 

Actualmente vive en la ciudad de Nueva York.

PRENSA

«No existe la menor posibilidad de salir indemne. La sangre de la aurora de Claudia Salazar muestra de qué manera la memoria social habita un sitio preferencial en la literatura. Apelando a los tiempos más materiales, los personajes de esta novela experimentan la catástrofe desde una pluralidad de subjetividades que convergen, se activan, se destruyen.»
Diamela Eltit

«La sangre de la aurora, novela urgente, brutal, entra de lleno en una lucha política donde se enfrentan facciones que, si bien responden a agendas políticas divergentes, recurren por igual a la violencia y al goce del puro poder arbitrario. […] Desde lo femenino relegado, vejado,  abyecto, La sangre de la aurora denuncia un pasado reciente, urge al lector a que recuerde, a través de su despiadado testimonio, lo que no se puede olvidar: ni en el Perú ni en el resto de América Latina. Ni en el resto del mundo.»
Sylvia Molloy

«En La sangre de la aurora uno se sumerge de golpe como en un torrente, y la calidad de la escritura lo mantiene alerta para no perderse en un juego de polifonía y perspectivas múltiples, organizadas así no por hacer despliegue de virtuosismo técnico, sino queriendo apresar la condición fragmentaria, vertiginosa, poliédrica del mundo. Una novela es al mismo tiempo un edificio de palabras y una fábula que aspira a sostenerse por sí misma y una tentativa de apresar lo real. En eso se ha empeñado Claudia Salazar: en hacer la crónica de un tiempo de negrura y violencia en su país, yuxtaponiendo las voces, las perspectivas, de los verdugos y las víctimas, de los testigos, los cómplices, los botarates, los inocentes.» 
Antonio Muñoz Molina

«Lo que Claudia hace, lo que esta novela hace, es, justamente, hablar. No resuelve, no expone en negros o blancos, ni siquiera apuesta a la grisura. Va más allá: la superposición de color, la superposición de manchas, de pinceladas cargadas de subjetividad, de temblores, de dolor, pero también de decisión, de venganza, de ansias de poder, de deseo.»
Federico Falco

Entrevista a Claudia Salazar Jiménez en The Objective

Grandes esperanzas

SINOPSIS

«La guerra es inminente. Odio decirlo pero es así. Una guerra más devastadora que las anteriores y el fin del mundo tal como lo conocemos […]. No hay manera de prepararse para el horror. El lenguaje como todo lo demás no guardará relación con nada.»

Pip cambia de identidad, sexo y época en esta reescritura punk de Grandes esperanzas. Conocido pero a la vez extraño al lector, nuestro narrador se traslada a la ciudad de Nueva York en la década de 1980 como protagonista de una serie de aventuras llenas de deseo, creatividad, porno, sadomasoquismo y arte.

La apropiación literaria y el pastiche convirtieron a Kathy Acker en una figura pionera y rebelde cuando Grandes esperanzas se publicó por primera vez en 1982. Partiendo del clásico de Charles Dickens, la autora neoyorkina inserta y homenajea con maestría pasajes de obras como Edén, Edén, Edén, de Pierre Guyotat, El tiempo recobrado, de Marcel Proust, u Orlando, de Virginia Woolf, que alterna con misivas humorísticas dirigidas a Susan Sontag, Sylvère Lotringer o Dios.

Grandes esperanzas es, junto con Aborto en la escuela, la obra más ambiciosa de Acker, una explosión de literatura, sexo y violencia en la que da muestra del anarquismo artístico que la caracterizó en su momento de mayor brillantez y valentía.

Lee las primeras páginas

LA AUTORA

Kathy Acker nació en 1947 en Nueva York. A los veinte años rompió con su familia y empezó a trabajar como stripper, al tiempo que escribía y se relacionaba con la escena literaria underground de la ciudad.

Saltó a la fama con Aborto en la escuela (1984), novela que causó sensación y fue prohibida en varios países. Entre sus obras más destacadas, además de Grandes esperanzas (1982), se encuentran Don Quijote (1986), Literal Madness (1987), El imperio de los sinsentidos (1988), In Memoriam to Identity (1990), My Mother: Demonology (1994), Pussy, King of the Pirates (1996), Portrait of an Eye (1998)y Rip-Off Red, Girl Detective and the Burning Bombing of America (2002).

En 1996 le diagnosticaron un cáncer de mama. El trauma provocado por la cirugía que se le practicó la llevó a abandonar la medicina tradicional. Murió en un centro de medicina alternativa de Tijuana, México, en 1997.

PRENSA

«Comenzando como una reescritura del clásico de Charles Dickens del mismo nombre, Grandes esperanzas se convierte en la obra más notoria de apropiación textual y homenaje literario de Kathy Acker.»
The New York Times

«Su innovación formal fue increíblemente generativa. Sin duda, miraba de reojo a Acker cuando escribí Amo a Dick. Ella influyó en un gran número de escritores.»
Chris Kraus

«La obra de Kathy Acker es tan generosa… Crea posibilidades, que es exactamente lo que quiero que haga el arte.»
Olivia Laing

«La obra experimental más exitosa de Acker.»
The Village Voice

«Una Colette posmoderna.»
William S. Burroughs

«Kathy Acker. Fervor Punk», Óscar Brox, Détour

El club

SINOPSIS

Siete hombres se reúnen en una casa a las afueras de Berkeley, California, con la intención de fundar un club cuyo propósito ninguno de ellos tiene claro. Superados los titubeos iniciales, y a medida que la noche avanza y las copas empiezan a bajar, un deseo poderoso y apasionado de hablar, de descargar y compartir, de tratar de comprender sus sentimientos, sus inseguridades y sus vidas se irá apoderando de cada uno. Kramer afirma que se ha acostado con más de seiscientas mujeres; Berliner y su mujer se pegan para ponerse a tono; Cavanaugh está obsesionado con su pasado como jugador profesional de baloncesto, y Terry no puede olvidarse de Deborah Zeller.

El club es la primera novela de Leonard Michaels, una obra mordaz, compasiva, oscura y divertida sobre la antigua masculinidad. Entendida por algunos como una alegoría sobre la misoginia, en palabras del propio autor, de lo único de lo que se trata es de «describir cómo son en realidad ciertos hombres. Eso es todo».

Lee las primeras páginas

EL AUTOR

Leonard Michaels fue un escritor de relatos, novelas y ensayos nacido en Nueva York en 1933. Tras doctorarse en Literatura Inglesa se mudó a Berkeley, donde pasó gran parte de su vida adulta y fue profesor en la Universidad de California.

En 1969 publicó su primera colección de relatos, Going Places, con la que comenzó a forjar su reputación como uno de los mejores escritores de ficción de su época. En 1975 llegó su consagración con I Would Have Saved Them If I Could, a la que siguieron Shuffle y A Girl with a Monkey: New and Selected Stories, todas reunidas en el volumen Los cuentos (2007; Lumen, 2010). Publicó solo dos novelas, El club (1981; edición ampliada en 1993) y Sylvia (1992; Libros del Asteroide, 2017).

Murió en Berkeley en mayo de 2003 víctima de un linfoma.

PRENSA

«Chéjov y Kafka, después de haber hablado con Chaucer, podrían haber escrito un libro así. Es excelente.»
The New York Times

«Lleno de oraciones hermosas y brillantes, detalles colocados sobre el pigmento del lienzo. Las primeras frases de Michaels te hacen querer escuchar.»
Los Angeles Times

«Para Leonard Michaels el humor es el instrumento perfecto para desnudar el mundo y captar sus rarezas. Ya sea en una docena de páginas o en tres frases, estas historias son siempre sobresalientes.»
Le Monde

«Todo lo que escribió Michaels, nos guste o no, cobró vida. Su prosa se mueve a toda velocidad, con un estilo conciso, sarcástico y pirotécnico que no tolera la flacidez.»
The Nation

«El escritor norteamericano más apasionante que ha aparecido en años.»
Susan Sontag

«Cada página de Michaels demuestra su extraordinario talento.»
William Styron

«El hechizo eterno de Leonard Michaels», Jaime G. Mora, ABC

«Leonard Michaels. Hombres heridos», Óscar Brox, Détour

«El selecto club de Leonard Michaels», Javier García Recio, La Opinión de Málaga

«El club, Leonard Michaels», Raül Jiménez, Indienauta

Zenda recomienda El club, de Leonard Michaels

«Blanco, amarillo, limpio», Durante mucho tiempo me acosté con Proust

«El club de Leonard Michaels»El Diario Vasco

«Libros que pueden ayudar a remontar el 2020», Libros a pie de calle, Cope

Berg

COEDICIÓN MALASTIERRAS_UNDERWOOD

SINOPSIS

Un hombre llamado Berg, que cambió su nombre por Greb, llegó a una ciudad costera con la intención de matar a su padre…

Con esta frase comienza la aclamada primera novela de Ann Quin, cuya obra se ha comparado con la de Samuel Beckett o Nathalie Sarraute. Alistair Berg, un hombre de mediana edad y personalidad obsesiva, descubre el paradero de su padre, del que hacía años que no tenía noticias pero que nunca ha dejado de estar presente en los comentarios de una madre sobreprotectora. Sin revelar su identidad, Berg alquila una habitación contigua a la que su padre comparte con Judith, una mujer mucho más joven que él con la que mantiene una relación bañada en alcohol y salpicada de discusiones. Así, en medio de una espiral de seducción y violencia, Berg tratará de llevar a cabo su propósito enfrentándose a unos personajes secundarios  —un gato, un periquito, un muñeco de ventrílocuo y una madre omnipresente— tan absurdos como el humor con el que Quin configura esta obra maestra de la narrativa de vanguardia.

LA AUTORA

Ann Quin nació en Brighton en 1936. En 1964 publicó su primera novela, Berg, a la que siguieron Three, en 1966, Passages, en 1969, y Tripticks, en 1972. Procedente de una familia de clase obrera, fue una figura destacada dentro del movimiento de escritores experimentales británicos de la década de 1960. Poco después de la publicación de Berg, fue galardonada con la beca D. H. Lawrence y vivió dos años en Estados Unidos; allí entró en contacto con grupos hippies y experimentó con numerosas drogas. Después pasó un tiempo en Irlanda y Suecia, donde fue internada en un hospital psiquiátrico. De vuelta en Reino Unido, con una salud mental deteriorada, trabajó como secretaria. Las altas dosis de litio que se suministraba a diario mermaron sin duda su capacidad creativa, por lo que trató de reducirlas. Volvió a Brighton para estar con su madre y allí, una tarde de agosto de 1973, un pescador la vio quitándose la ropa y metiéndose desnuda en el mar. Una semana después se encontró su cuerpo en la costa.

PRENSA

«Una primera novela memorable… Quin posee ese envidiable talento del gran novelista: la capacidad de mantener la atención en el tema central… Con Berg nos brinda un debut impresionante.»
Times Literary Supplement

«Un libro maravilloso y retorcido.»
The New York Times

«La autora más importante de su generación.»
The Telegraph

«Tiene el mejor inicio de novela que haya leído. Es Berg, de Ann Quin: un debut tan asombrosamente superior a la mayoría que nunca lo olvidarás, y escrito por una de nuestras mejores novelistas.»
The Guardian

«La prosa de Quin nunca flaquea; es deslumbrante.»
The Paris Review

«Una obra maestra de lectura obligada de una autora cuya estrella debería brillar más en el firmamento contemporáneo.»
Kirkus Reviews

«La prosa hace que la novela de Quin sea tan deslumbrante cincuenta y cinco años después. Su lenguaje se mueve en direcciones inesperadas, desde la oscuridad hasta lo erótico, entre lo violento y lo increíblemente divertido.»
The Nation

«Berg, el debut gloriosamente retorcido de Ann Quin, es el tipo de novela que Patrick Hamilton o Graham Greene podrían haber escrito si hubieran sido existencialistas franceses puestos de ácido.»
The Irish Times

«Todo el mundo debería leer Berg, aunque solo sea para hacerse una idea de cómo podría ser la literatura británica contemporánea.»
The Independent

«Quin es un desafío, pero hay un creciente número de lectores por ahí con un gusto por algo más rico y extraño que la ficción convencional. Quizá por fin ha llegado el momento de Ann Quin.»
The Spectator

«El estilo es lo suficientemente ecléctico como para que el lector piense en la New Wave, Beckett, Pinter y Freud con un dolor de cabeza.»
Library Journal

«La mejor y más retorcida escritora británica que aún no conoces se llama Ann Quin», Laura Fernández, Babelia

«Ann Quin y la demolición postergada», Alejandro Alvarfer, Détour

«Leer Berg es un dudar constante, un entretenido esfuerzo por separar», Libros a pie de calle, Cope

«Libros para no ir a la playa», Bárbara Ayuso, Jot Down

«Libros nuevos (y especiales) del verano 2020 para leer cuando no sabes qué leer», Eva Blanco, Vogue

«Recomendaciones literarias para el verano de 2020: volviendo poco a poco», Mariano Hortal, Canino Mag

«Berg, la genial y retorcida locura de Ann Quin, por fin en español», Sonia Fides, El Asombrario

«Nuestros críticos eligen la mejor ficción internacional de 2020», El Cultural

«Libros que pueden ayudar a remontar el 2020», Libros a pie de calle, Cope

Las librerías recomiendan

La Buena Vida

«La escritora de culto Ann Quin, traducida por primera vez al español», Rialta

«Sal en la boca», Marisa Avigliano, Página 12

Edén, Edén, Edén

SINOPSIS

Edén, Edén, Edén, la legendaria y polémica novela de Pierre Guyotat, es hoy un clásico de la literatura francesa. Ambientada en una zona contaminada y apocalíptica del desierto de Argelia en tiempos de una guerra civil sin fin, su publicación en 1970 vino acompañada de un decreto por el que se prohibía su venta a menores, así como su exposición y publicidad; pese a la petición de apoyo internacional en contra de la prohibición firmada por intelectuales como Pier Paolo Pasolini, Jean-Paul Sartre, Jean Genet, Simone de Beauvoir o Nathalie Sarraute, el texto se mantuvo proscrito más de una década. Cincuenta años después, la obra de Guyotat, autor venerado y vilipendiado por igual en su país natal, llega por primera vez a España con los tres prólogos originales y un epílogo añadido del traductor.

Lee las primeras páginas

EL AUTOR

Pierre Guyotat nació el 9 de enero de 1940 en Bourg-Argental (Loira). Con veintiún años, durante los últimos días de la guerra de Independencia de Argelia, fue llamado a filas; a principios 1962 fue arrestado en la Gran Cabilia por la Sécurité Militaire y acusado de atentado contra la moral del Ejército, complicidad con un desertor y posesión y divulgación de publicaciones prohibidas. Tras diez días de interrogatorio y tres más en el calabozo, fue trasladado como medida disciplinaria al este de Argelia.

En 1961 publicó su primera novela, Sur un cheval. Con Tombeau pour cinq cent mille soldats (1967) y Edén, Edén, Edén (1970) se ganó la atención de crítica y público, y provocó una gran controversia que no escapó a la censura. En 1975 apareció Prostitution. Después de Le Livre y Vivre (1984), se dedicó a las artes escénicas, sobre todo en el ámbito del Festival d’Automne (Bivouac, 1987). En marzo del año 2000 se publicaron Progénitures y Explications; en 2005, Carnets de bord 1, y en 2006, Coma (Premio Décembre), obra en la que narra la crisis psiquiátrica que lo llevó a una depresión y finalmente al coma en 1981. Formation vio la luz en 2007; Arrière-fond, en 2010, y Joyeux animaux de la misère, en dos volúmenes, en 2014 y 2016. Considerado uno de los grandes vanguardistas e innovadores de la lengua francesa del siglo XX, en 2010 recibió el Premio de la Biblioteca Nacional de Francia y en 2018 el prestigioso Premio Médicis, concedido a autores cuya fama no se corresponde con su talento y que se le había negado por un solo voto en 1970, por Idiotie. Murió en París el 7 de febrero de 2020, a los ochenta años.

PRENSA

«Muchos lectores, desde luego, se sentirán repelidos por lo que un libro semejante tiene de abrupto y (si se quiere) de chocante, vistas las reglas del saber vivir literario a las que nuestra sociedad está sometida, ¡a pesar de tantas infracciones! Pero ¿no es justamente por su absoluta falta de concesiones —ya sea de un lado o del otro— por lo que una obra así hostiga a la casi totalidad de la producción de hoy en día?»
Michel Leiris

«Edén, Edén, Edén constituye (o debería constituir) una suerte de avance, de choque histórico: toda acción anterior, aparentemente doble pero en la que vemos cada vez mejor la coincidencia, de Sade a Genet, de Mallarmé a Artaud, es recogida, desplazada, purificada de las circunstancias de su época: ya no hay ni Relato ni Culpa (son sin duda la misma cosa), ya no queda más que el deseo y el lenguaje, no este explicando aquel, sino dispuestos en una metonimia recíproca, indisoluble.»
Roland Barthes

«Nunca he leído nada así en ningún tipo de literatura.»
Michel Foucault

«El último gran visionario de vanguardia de nuestro siglo.»
Edmund White

«Admiro a Pierre Guyotat porque le interesa mucho el cuerpo como texto. Eso de “Cuando escribo me masturbo”. Los mejores textos eróticos —y no me refiero a pornográficos, que son otra cosa— se sitúan muy cerca del cuerpo, persiguen el deseo.»
Kathy Acker

«Leer Edén, Edén, Edén, incluso para alguien hambriento y conocedor de este tipo de violencia lingüística, puede ser demasiado, algo así como ingerir gasolina.»
Blake Butler

«Pierre Guyotat. La escritura del límite», Óscar Brox, Détour

Reseña en el blog de La Central

Je dis ce que j’en sens, blog de Joan Flores

«Día del libro 2020. Lecturas (no) obligatorias», Détour

Devaneos

«¡Libros que llegan!», El Receptor

Eisejuaz

SINOPSIS

«¡Qué libro extraño y bello has logrado! No imagino cómo se te ocurrió ni cómo te atreviste a emprenderlo. ¡Qué audacia! (…) Ojalá la gente comprenda lo valioso de tu texto. Ojalá deje atrás la sorpresa de las primeras páginas y se interne en su singularidad alucinante.»
Manuel Mujica Lainez, en una carta dirigida a Sara Gallardo

«Eisejuaz es una novela escrita en estado de gracia. Sara Gallardo se instala en las fisuras del lenguaje para crear a Eisejuaz, uno de los personajes más enigmáticos e inolvidables de la literatura latinoamericana: un indio mataco que escucha la voz de Dios en una lagartija y que renuncia a todo para seguir un llamado de consecuencias desastrosas para su comunidad. Es una novela fronteriza en más de un sentido: se sumerge en el paisaje del norte argentino y en el mundo indígena arrasado por el extractivismo, y evade los lugares comunes del regionalismo a través de la creación de una lengua fascinante y llena de alteraciones gramaticales. Eisejuaz “barbariza” el cristianismo con su cosmovisión indígena en la que Dios tiene rostro animal; su yo es curiosamente descentrado y está compuesto por muchos otros, pues “un animal demasiado solitario se come a sí mismo”. Gallardo se inspiró en un viaje a Salta en 1967, al que partió buscando historias para su columna en un semanario. En un hotel de Embarcación —a un costado del río Bermejo— conoció al cacique wichí Lisandro Vega, con quien pasó horas conversando y que le sirvió de modelo para Eisejuaz. Resulta inexplicable que esta novela haya sido olvidada durante tantas décadas. Afortunadamente, esa injusticia ha sido reparada en los últimos años a partir de la reedición de los libros de Gallardo y del renovado interés por su obra.»
Liliana Colanzi, Babelia

Lee las primeras páginas

LA AUTORA

Sara Gallardo (Buenos Aires, 1931-ibidem, 1988) publicó las novelas Enero (1958; Malas Tierras, 2019), Pantalones azules (1963), Los galgos, los galgos (1968, ganadora del Premio Municipal), Eisejuaz (1971) y La rosa en el viento (1979). Escribió también literatura para niños y un libro de relatos, El país del humo (1977).

Además de como narradora, Gallardo destacó como periodista, y durante años colaboró, entre otras, con la revista Confirmado, así como con el diario La Nación. Los artículos publicados en estos medios aparecen compilados en Macaneos. Las columnas de Confirmado (2016) y Los oficios (2018).

PRENSA

«Una novela construida con un lenguaje propio que no sólo ubica a su autora en un campo donde brillaron Juan Rulfo, Mário de Andrade o José María Arguedas, sino que además reconstruye la historia de dominación y subordinación de nuestro continente y, junto con la riqueza y diversidad del resto de su obra, consagra a Gallardo a un lugar en el panteón de nuestros clásicos nacionales: a la izquierda de Borges, a la derecha de Cortázar, haciendo guantes con Arlt.»
Enzo Maqueira, Clarín

«Eisejuaz es única, como fenómeno narrativo y como manifestación del lenguaje. Sucede como en El bosque de la noche, de Djuna Barnes, El ruido y la furia, de William Faulkner o La pasión según G. H., de Clarice Lispector, que Eisejuaz hace de ti un nuevo lector, te arrastra a una nueva experiencia de lo sublime.»
Alejandro Morellón

«Hay en Sara Gallardo una originalidad tan radical que lo más justo es inscribirla en esa zona de la literatura latinoamericana de los libros que no se parecen a nada, y que no encajan ni aun en el canon de la heterodoxia finalmente establecida, y que no van a aparecer o a recordarse sin dejar de ser un descubrimiento.»
Martín Kohan

«El lenguaje críptico y alucinado de Sara Gallardo», Nadal Suau, El Cultural

«El secreto de la perdurabilidad: la obra de Sara Gallardo», Ana Llurba, Babelia

«La ola latinoamericana», Clara Morales, Infolibre

«Libros para ampliar el boom», Babelia

«Eisejuaz, un indio perdido en las Américas», David Pérez Vega, Librújula

«Eisejuaz o el pacto de la palabra», Alicia Louzao, Liberoamérica

«Cien años, cien libros de escritoras en español», Arcadia

«Sara Gallardo. Y con tu espíritu», Óscar Brox, Détour

«Eisejuaz, Sara Gallardo», Raül Jiménez, Indienauta

Un libro al día

«Día del libro 2020. Lecturas (no) obligatorias», Détour

Capítulo IV